Phoibos – Reef Master

Vuelvo con otro modelo de la marca Phoibos, tras hablar del Wave Master, su primer modelo original con todas las letras. Hoy nos encargamos de hablar de Reef Master, otro modelo que no se conforma con ser un homenaje.

Se trata de diver moderno y con un aspecto táctico, que se presenta en una serie de colores como color secundario, aunque partiendo de un diseño acabado en diamond-like carbon, dándole un aspecto oscuro e impactante.


LA CAJA

Nos encontramos ante una caja de 42mm de ancho por 48mm de alto, construida en acero 316L, como viene siendo habitual. El cristal que corona la caja cuenta con un recubrimiento antireflectivo y zafiro como elemento a destacar.

Nos encontramos ante un dial rugoso negro en el fondo de la caja, con el logotipo octópodo de la marca en blanco. Por debajo del eje central encontramos las especificaciones del reloj en naranja, coincidiendo con la aguja minutera y segundera del reloj, que puede ser elegida en este color o un azul eléctrico muy interesante.

Si nos centramos en las agujas, encontramos dos de ellas en una forma de lápiz que le da presencia y una lectura fácil. La segundera, por su parte, cuenta con una forma más sencilla, filiforme, con un marcador en el cuarto final en el que se aplica lumen, necesario para usarlo bajo el mar de forma segura. Los tres elementos cuentan con pigmento luminiscente aplicado que, como veremos, no escasea en cantidad.

Del dial cabe destacar su diseño sandwich en dos niveles. El nivel inferior cuenta con pigmento, por lo que veremos de forma notable sus marcadores numéricos cuando la luz escasee. Cada uno de los minutos cuentan con una marca impresa, aunque es cada cinco donde encontramos un indicador más grueso y luminizado. Cabe destacar que, cada 15 minutos, el indicador viene pintado en naranja, o azul en su otro modelo, detalle que le confiere cierta personalidad en la oscuridad, como veremos al final.

A las tres encontramos una ventana para el fechador, que no interrumpe los marcadores que indican los minutos, por lo que nos otorga más información sin prescindir de uno de los indicadores luminizados de la periferia.

Especial elemento a destacar es su corona roscada, situada en su lado derecho. El perfil de la corona cuenta con una morfología y textura similar a la del propio bisel, aparentando ser un engranaje, cuya forma le confiere gran facilidad de accionamiento. El grabado del pulpo de la marca es de gran calidad, con un perfil elegante, sin demasiada profundidad.

No nos podemos dejar ese bisel cerámito tan especial, en el que no han querido escatimar. En el primer cuarto de vuelta encontramos indicadores cada minuto, que se continúan con indicadores numéricos cada cinco minutos. Finalmente, un triángulo corona el círculo. Os gustará saber que todo ello está correctamente pintado con lumen.

Vale la pena destacar el perfil de la caja, con un bisel de un grosor escueto. Su finura es la justa para poder accionarlo sin problemas, especialmente por su diseño, ya que no es el bisel más grueso de mi colección, ni mucho menos. Parece que, en este sentido, se ha querido mantener la estética por encima de la funcionalidad, aunque eso no impide que podamos girarlo sin demasiada dificultad.

Llegamos a una de las partes que más me gusta, y es que el lumen es un gran apartado de este Reef Master. Como vemos, su cantidad e intensidad es notable, por encima de lo esperado. No en vano, según especificaciones, nos encontramos ante 15 capas de SuperLuminova BGW9. Adicionalmente, una capa de naranja recubre los cuatro puntos cardinales dentro del dial.


LAS TRIPAS

Sin impresionarnos, este reloj vuelve a usar en NH35A de la casa Seiko, un movimiento automático conocido, robusto pero modesto. La estanquedad de la pieza es de 300M, hecho que junto a las aplicaciones de lumen lo hacen apto para snorkeling y submarinismo.

Teniendo en cuenta el precio de venta del producto, se trata del mecanismo que esperaba, ni más ni menos. Para el siguiente modelo ya se pasan al Miyota 9015, un paso por encima del presente conjunto de engranajes.


LA CORREA

La dotación de este reloj cuenta con dos correas.

Mientras que viene con una correa de cuero negro montada, contando con un pespunte naranja, en nuestro modelo, que pasaría a ser azul en el modelo alternativo. La calidad de la misma no es impresionante, aunque acorde con su precio, veo interesante que la calidad y el presupuesto hayan recaído en la caja del reloj, dejando los elementos intercambiables, como la correa, en un segundo plano, pudiendo reemplazarla por otra de mayor calidad.

El ancho de asas es de 22mm, acorde con el diámetro de la caja, cosa que le otorga armonía al conjunto, con presencia tanto en la correa como el elemento principal del reloj, su caja.

Además de esta correa, se nos entrega una correa de caucho negro, firmada por la marca. Esta correa, en mi opinión mejor que la instalada por defecto, le da un añadido aire de diver.


EN LA MUÑECA

Reef Master es otro gran acierto de la micromarca china. Con un diseño deportivo, se trata de un reloj con un acabado DLC de gran calidad, que denota un buen saber hacer. No en vano, la propia empresa refiere haber cambiado de fábrica en estos momentos, hacia otra de mayor calidad, con un control de calidad superior.

Sin ir más lejos, el control de calidad era algo que podía fallar en esta empresa. Algún usuario había referido que sus acabados no eran perfectos, especialmente a nivel de marcadores o de aplicación de lumen.

Desde aquí puedo decir que me encantan los diales sandwich, aunque estos suelan poner a prueba la calidad del corte de su nivel superior. Es por eso que este tipo de diales no son los más habituales de marcas pequeñas o, en otras palabras, de productos de gama baja. Es una sorpresa ver como en Reef Master el corte es limpio, dejando de lado el lumen, otro bonito elemento de este diseño.

En la muñeca el reloj se muestra ligero, con un grosor contenido, de tan solo 14mm, haciendo que no se vea tan contundente como Wave Master y que, junto al color oscuro de la caja, hacen que no sea aparatoso y luzca esbelto.

Sin duda es un reloj versátil, pudiendo cuadrar con muchos tipos de correas. Aunque la correa con la que viene montado, de piel con pespunte coincidente con el color secundario, que en nuestro caso fue naranja, no es nada impresionante, su opción gratuita de caucho luce especialmente bien, con un buen acabado, aunque no excepcional. Por si esto fuera poco, se trata de un reloj que acepta natos en gran variedad de colores, incluso una una armis PVD, como la de un Flyboy de AVI-8 en mi caso, por lo que quería demostrarlo:

Sin duda alguna, se trata de otro gran acierto y solo me ha servido para estar esperando al siguiente lanzamiento, que se viene en junio, de esta marca. Me gusta ver como ya han tomado la decisión de no solo producir, sino diseñar. Diseñar relojes distintos, que suelen mezclar elementos de otros modelos y escuchar a sus clientes que, a decir verdad, son cada vez más exigentes.


PUNTOS POSITIVOS:

  • Un nuevo diseño, original y diferente, de una micromarca en auge.
  • Una aplicación de lumen pareja a grandes firmas, tanto por cantidad como calidad en el aplicado del pigmento.
  • Un acabado DLC a la altura de lo esperado, junto con un cepillado acertado que le dan a la caja un aspecto limpio y deportivo.

PUNTOS NEGATIVOS:

  • Un bisel delgado, primando la estética frente a la funcionalidad.
  • Unas correas que no hacen justicia a la caja, aunque una decisión comprensible dado el precio del conjunto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s